* La guía perfecta para no entender la vida de un expatriado, pero pueden intentarlo...

sábado, 29 de diciembre de 2012

FELIZ 2013

Pues sí, el día siguiente a la fiesta de luces nocturnas con la 'Polizei', amanecí con los crustáceos de jarana en la cocina y el cervatillo y el jabalí a punto de llegar. Teníamos la comida de Navidad en mi hogar dulce hogar con los queridos 'Königen von Oben + kleine Ratte' y demás españolitos residentes.

La verdad que la expatriación abre horizontes, ya no sólo a nivel profesional o personal, sino también a nivel culinario. Quién iba a saber que los langostinos se dejan en cubitos de hielo una vez cocidos para que se pelen fácilmente, otórgandoles frescor y textura, o que la combinación de calor, sal gorda y limón obliga a las almejas a abrirnos las puertas de su casa, produciendo en el ser humano una reacción inmediata de succión de dedos hasta la segunda falange. Ni qué decir del primo de Pumba y del cuñado de Bambi que nos metimos entre pecho y espalda y que nos hizo salir rodando del comedor...

Como colofón a la velada, descorchamos quitamos el tapón de plástico de un cava especial de Polonia, porque ese día no tenía burbujitas independentistas catalanas en mi hogar dulce hogar (vaya usted a saber cómo llegó semejante cava a mi alacena). Total, que acabamos brindando en el balcón con el cavita polaco, y de paso regando el cesped del jardín.

Felicidad absoluta, estaba a punto de comenzar mi éxodo navideño. Como diría con cierto grado de desesperación el infante de una amiga española cuando, siendo sustraido de su hábitat natural de veraneo, playa, piscina y calor, fue integrado a la fuerza en el ambiente teutón de mi querido pueblecillo de Alemania (del Este). Mamá llévame pa E'paña!!

Este mismo pensamiento tenemos los expatriados de este pueblecillo de Alemania (del Este) tras un número determinado de meses, variable según la resistencia del personal. En el caso de este 'españolito', es a partir del cuarto mes cuando el ojo empieza a parpadear incontroladamente y la mandíbula a castañetear en señal de auxilio. Así que como diría el infante, avión y pa E'paña!

Luz de mesilla de mis sobrinas para que sepan donde está perdido su tío

Como se podrán imaginar ustedes, queridísimos lectores surrealistas, el vuelo no pudo ser normal del todo, y me tuvieron que colocar a medio metro de la oreja derecha una especie de cotorra hablante o 'gritante' que taladró mi oreja durante 2h. Sólo dejó de emitir decibelios durante la comida. Que si a ella le gusta el gazpacho con jamón, que si a su madre le gusta el gazpacho algo más líquido, que si las turbulencias son sencillamente burbujas de aire caliente, mientras el resto de pasajeros hacían ejercicios de malabarismo con el café en mitad de pequeñas caídas libres del avión, cual PortAventura... A punto estuve de dedicarle un Don Juan Carlos: Por qué no te callas!! 

Todo se olvidó cuando pisé tierra firme madrileña y la temperatura ambiental de 20ºC me recordó la bonanza climática, que no económica, de mi país de origen y nuestra nefasta contribución medioambiental al planeta 'Erde'. Primavera en mitad de la Navidad? fenomenal, chaquetas fuera, a enseñar carnes y a disfrutar... que ya tocará pasar frío en verano.

El periplo navideño, como se podrán imaginar, ha sido muy intenso y divertido: Reencuentros, familia, amigos, compañeros, antiguas rutinas etc, pero todo bañado con cierta sensación nostálgica de Michael J. Fox, de regreso al pasado. Uno disfruta de su gente y de su tierra al máximo, por supuesto, pero al mismo tiempo tiene una sensación extraña de sentimientos, porque su hogar dulce hogar está en aquel tercio de villa de un pueblecillo de Alemania (del Este), rodeado de gente de lo más dispar. Y es precisamente esa disparidad la que me ha aportado tanta energía positiva y tantos momentos buenos durante este 2012.

Muchos de ustedes, queridos lectores surrealistas, han sido, desde luego, parte de esta felicidad que siento en este momento, y siendo consciente que todo es temporal, espero que el año 2013 venga cargado de la misma felicidad.

Que los sueños de cada uno de ustedes se cumplan en el 2013..., pero no olviden luchar por ellos!

Les saluda atentamente,

Un españolito perdido en Alemania... del Este


7 comentarios:

  1. "El futuro pertenece a quienes creen en la belleza de sus sueños". Que el 2013 te traiga muchos sueños y un futuro brillante. Y no dejes de deleitarnos con tus historias que nos encantan.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Ana... aquí seguiré contando mis historietas. Hoy ha terminado mi éxodo navideño, así que en breve volveré al ataque! seguro que el 2013 viene llenito de buenos momentos. Un saludo

      Eliminar
  2. Respuestas
    1. en breve me dejaré caer por ahí de nuevo :) y disfrutaremos juntos de unas palmeritas de choclates + GT

      Eliminar

Expláyese con libertad y deje aquí su comentario: