* La guía perfecta para no entender la vida de un expatriado, pero pueden intentarlo...

domingo, 20 de enero de 2013

¿Alguien quiere nieve?

Basta que uno pida a gritos un poquito de sol, más que nada porque se me están acabando las reservas faciales de vitamina C, para que se pegue toda, y digo bien, toda la semana nevando sin parar. Ya saben ustedes que Murphy pasa olímpicamente de mi...

Todas las mañanas, pala en mano, legañas en ojos, mocos en nariz, y gorro en cabeza, quitando la nieve de los 'cojones', y perdonen la expresión, pero es que ésta es mi primera reflexión irracional matutina cuando piso el blanco fenómeno meteorológico.

Ni tengo los esquís preparados, ni me apetece deslizarme por mi empinada calle con el trineo de la 'kleine Ratte', así que no me queda más remedio que abrirme camino al tractor a base de limpia que te limpia; y no vean la desgana que pongo en la ejecución de dicha actividad extra-escolar...

Abran paso al tractor...!!

La desazón se apodera de uno 'selbst' cuando, al volver del trabajo por la tarde-noche, constatas que el trabajo realizado por la mañana no ha servido para nada, y que la nieve sigue ahí como por arte de magia. Como diría Fernando Fernán Gómez, a la mierda con la nieve! y perdón de nuevo por el exabrupto. Hoy estoy de un soez...

En cualquier caso, y por llevarle la contraria a quien sea que se esté ensañando meteorológicamente con los habitantes de este entrañable pueblecillo teutón, uno se abriga bien y se va a correr como un campeón.

Campeón: dícese de la persona que gana una prueba o competición.

En mi caso particular, lo único que gano es a mis instintos naturales de entrar en simbiosis con el sofá.

Españolito 1 - Sofá 0

Disfraz de cebolla ninja, y a correr por las calles iluminadas de la 'city', que por las no iluminadas y con tanta nieve, te puedes meter una buena torta, que mis zapatillas no tiene clavitos, porque no se los clavó Pablito. (Qué clavito, clavó Pablito?)


Pues sí, por ese caminito de Belén que ven ustedes, desafío a los elementos...

Y ustedes se preguntarán: ¿cuál es la motivación de este españolito para salir a entrenar a - 10ºC y con las calles blanqueadas como mi dentadura? Pues yo les explico:

Resulta que en todas y cada una de las medias maratones en las que uno ha participado hasta la fecha, se ha encontrado siempre con fotógrafos profesionales que inmortalizan sin ningún tipo de piedad, gracias a esas super cámaras CANON con mega zoom viviente, todos y cada uno de los momentos lengua fuera y cara desfigurada, no puedo más con mi alma. Así que, como comprenderán, mejor ir preparando y modelando el body para el evento de Frankfurt, que llegará con los primeros rayos de sol  de Marzo.

Además de estas consideraciones tan superficiales, existe también un objetivo temporal, consistente en cruzar la línea de meta avistando en el marcador 1h24min, y en esas estamos...

En fin, que de momento, a ver si Murphy me hace un favor, por primera vez en su ficticia vida, y me retira toda la nieve de un palazo.

Aunque bien recordarán ustedes, queridos lectores surrealistas, que el día de mi cumpleaños (http://2012alemaniadeleste.blogspot.de/2012/10/mi-cumple.html) también cayó una nevada de consideración, y ya saben que nuestro querido refranero popular español, que nunca se equivoca, vaticina año de bienes cuando vienen las nieves, así que no puedo terminar esta entrada sin un mensaje positivo.

Ni noticias, ni periódicos, ni mensajes apocalípticos, día a día a luchar por lo que uno quiere, que con trabajo, tesón, alegría y mucha honradez, valor éste un tanto en desuso últimamente en mi madre patria, todo se consigue.

Les animo a, por lo menos, seguir intentándolo.

Yo de momento, como me imagino que Murphy seguirá en sus Olimpiadas pasando de mi, me he dedicado a construir esta mañana, junto con mi querida 'kleine Ratte', una especie de montaña de nieve, que por nieve no será, y a comer forzosamente de la misma, gracias a la saña y agresividad de sus progenitores, mis queridos 'Königen von Oben'...

Nuestra creación de nieve pretendía ser el Monte Cervino (Matterhorn), el del Toblerone. Igualito, verdad?

En fin, que como según la teoría de Darwin, uno se tiene que adaptar al medio pues...

Que viva la nieve! Viva!


5 comentarios:

  1. No te despistes, hermanito, que cualquier día Murphy reaparece en tu vida.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Sister, Murphy lo tengo al lado cada día....

      Eliminar
  2. Eso se avisa y legaña en ojo como tú y palica en mano vamos a echar una mano.
    Oye, para la fotico me avisas,que te retoco por el tema brillos, no dan bien a cámara.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Parece que lo malo del invierno ya ha pasado... o eso quiero yo que parezca ;)

      Eliminar
  3. Por suerte este año el invierno no es demasiado duro, pero si ha algo de nieve y un poco de frio. (;-))

    A los latinos siempre les encanta tanto la nieve hasta que se quedan fascinados como unos niños. Por lo menos por el primer tiempo, pues algunos dias o semanas.
    Despues de unos meses con pies mojados y un poco cansado de vestirse con un traje de astronauta, empiezan de entender!

    La nieve es muy bonita y una navidad blanca es demasiado romantico.
    Pero lo maximo es, cuando esta nevando, si lo ves acostado en la sofa, con un trago caliente y con tu mujer rica, o tal vez al revés!!

    http://www.taringa.net/posts/humor/7834634/Diario-de-un-venezolano-en-canada.html

    Espero que te guste el cuento!

    Muchos saludos de Erfurt!

    (Perdoname mi ortografía)

    ResponderEliminar

Expláyese con libertad y deje aquí su comentario: